• Pablo Esteban

Chile, Chile lindo... en caos

Actualizado: 4 de dic de 2019



¿Cómo está Chile?

(Info actualizada a fines de Noviembre)


Muchos se me han acercado o preguntado sobre la situación en Chile. Con desazón y asombro vemos cómo la llamada por algunos la ‘Suiza de Latinoamérica’ se derrumba y muestra que no está tan desconectada de sus vecinos en relación a la crisis social y política que vive la región.


Les escribo un ‘update’ sobre la situación en Chile. Estuve en Santiago después de un año. Fui a ver cómo están sus calles y veo que el panorama no es bueno, ni tampoco ha mejorado, y esto no es tan solo en el centro, sino que al menos en toda la región metropolitana.


Mis papás viven en Paine a unos 60 kms al sur de Santiago. Durante el día está relativamente normal el pueblo, pero por la mañana puedo ver en algunas calles las cenizas de barricadas en la noche. Estuve 2 semanas, y un día viajé a Chillán a unos 430 kms al sur a visitar a familiares, los cuales según me cuentan, allá también está todo complicado. Lo mismo en Linares que también estuve de pasada.


Los accesos a Santiago por algunas mañanas estuvieron bloqueados por barricadas con fuego y las manifestaciones y paros de sindicatos son frecuentes.


Debo confesarles que siempre me he mostrado escéptico a comentarios de mis amigos que dicen que los medios están siendo controlados en Chile, pero hoy lamentablemente creo que podrían tener razón, existe tal vez una censura. Los medios en Chile estarían dejando de mostrar las marchas en su totalidad y solo presentan la delincuencia o las cosas a nivel político, pero según he podido ver o constatar a través de mensajes y videos de amigos la situación continúa y peor.





El movimiento no ha bajado su intensidad y está aumentando su radicalización. La sociedad se está fragmentando y la violencia y odio se está polarizando.


Antes eran todos versus la clase política de Chile, ahora son los manifestantes que reclaman por el ‘sistema de políticas’ y también por más igualdad y también contra el gobierno, versus otros manifestantes de ‘chalecos amarillos’ que cuidan sus casas y están en contra de las marchas en donde incluso en pocos casos han sacado sus armas y disparado.


Si antes Chile estaba polarizado por el tema del golpe militar, hoy se ve que está mucho más polarizado por el grave conflicto político y social que atraviesa el país. Existe una profunda división entre ricos y pobres, una desigualdad económica y social y con mucho odio.

Hay a un lado que reclama con justa razón no tan solo por igualdad, sino que equidad, otro que reclama pero no tiene claro por qué lo hace y solo utiliza la violencia y el daño y por otro lado, hay otro grupo de personas que alegan que lo que han logrado o lo que tienen es porque se lo han ganado trabajando, y en este mismo grupo hay otro que no les interesa lo que pasa y muestran profunda desconexión con la realidad país.


El nivel de aceptación de Piñera sigue bajando. No creo - por ahora - que renuncie. Aunque está la amenaza de un paro nacional de camioneros que podría poner en jaque al gobierno tal como ocurrió en 1972 con Allende.


La gente no le cree a Piñera, perdió toda confianza. Cada vez que habla es como si estuviera viviendo en otro lado sin saber lo que pasa en las calles. Uno de sus discursos tuvo casi 75,5 puntos de rating, más de 4,5 millones de personas pendientes a lo que iba a anunciar… pero NO dijo nada.





Y los políticos siguen sin ponerse de acuerdo. Hace poco el director del servicio electoral señala que si no se definen los mecanismos o se actualizan los registros para el plebiscito, podría correr el riesgo de no realizarse. El acuerdo firmado para muchos es un engaño, y señalan que no habrá grandes cambios porque existen ‘pequeñas trampas’. Además, ahora ni siquiera se ponen de acuerdo por porcentajes de representatividad en este ‘congreso constituyente’. Además hay muchas cosas políticas pendientes.


El país se está dañando mucho y dudo que se pueda a recuperar a corto plazo. Los colegios y universidades están a nivel crítico, hay algunos colegios que tuvieron que terminar su año escolar de forma anticipada por todas las protestas.


El tema de la salud es un caos por muchos motivos, el tema de la represión policial es atroz. Las enfermedades mentales del país están en aumento y todos lo advierten.


Hay muchísimos temas importantes que no se deben esconder y que sirve para mostrar y enseñar lo que está pasando aquí, porque en muchos casos están siendo ocultados.




14 vistas0 comentarios
TV Screens

Lo que informamos

BLOG