• Pablo Esteban

Viajar al infinito y más allá



Hasta los 21 años nunca había salido de Chile. Antes de eso, solo había viajado una vez en avión y fue cuando era niño. Volamos desde Santiago de Chile hacia La Serena y fue gracias a que mi mamá se ganó 2 pasajes en una fiesta de fin de año de una empresa multinacional.


Sí, no teníamos mucho dinero. No recuerdo qué edad tenía, solo rememoro que no llevábamos mucho tiempo en Santiago. Con mi hermana éramos aun 'inocentes palomas' llegando a la gran urbe. Pero era feliz.


Mi primer gran viaje fue a Buenos Aires. Gracias a mis notas de la universidad gané una beca de la escuela de periodismo y me fui a hacer una pasantía al diario Clarín. Fue una experiencia corta, pero enriquecedora. Ahí confirmé que lo mío era el periodismo. Me gustaba la actualidad, la adrenalina e informar. Conocí a mucha gente, muchos periodistas destacados, recuerdo el apellido de uno de ellos: Gambini. Pienso que si en ese tiempo existiesen las redes sociales o facebook estuviera masificado o contara con un smartphone como los de hoy, aun guardaría los contactos de todos ellos. Pero NO, solo estaban las tarjetitas de carton, esas, las cuales aún luchan por seguir vigentes.


Mi viaje a Buenos Aires fue el detonante, para saber que esto era lo mío: viajar.

Creo que hasta el día de hoy, cada vez que el avión despega, cierro los ojos y siento la subida. Siento la sangre que corre por mis venas, y siento cada latido de mi corazon, cómo se agita y cómo se muestra mas vivo que nunca.


Al año siguiente junté dinero por trabajos extras y de verano y uno que otro reemplazo de vacaciones en productoras. Mi plan era seguir viajando.



Lo mínimo era igualar la marca: 1 viaje, 1 vuelo, 1 país. Pero la superé y vaya que bien: en febrero me fui a Bariloche e invité a mi primo que lo quería como un hermano.


Luego vino un golazo! Un premio grande. Crucé el charco! Unos amigos de mis padres que trabajan para Lufthansa me invitaron a conocer Alemania.. Fue amor a primera vista. Y de paso, mi amor platónico era París y la torre Eiffel. Prometí volver.


Y asi fue. Segundo año 2 viajes. Tercer año más viajes: Argentina - de nuevo-, Uruguay (me gané otra beca y terminé ramos de mi Master ahí) y Colombia. Y asi me prometí: nunca dejar de viajar, conocer y aprender.


Julio de 2019. 12 años después, conozco 40 países y voy en un vuelo a Kazajistán a cubrir el lanzamiento de un Cohete Espacial con astronautas que viajan a la Estación Espacial Internacional.

14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
TV Screens

Lo que informamos

BLOG